DENUNCIAS POR FALTA DE AGUA EN MEGAINCENDIO FUE ROTUNDAMENTE NEGADA POR ESVAL

The New York Times entrevistó a vecinos y bomberos de Viña del Mar y Quilpué, quienes denunciaron la falta del suministro en pleno incendio, mientras el CEO de Esval aseguró que cumplieron más de diez veces con las regulaciones exigidas.

A medida que un incendio forestal arrasó con rapidez las ciudades de Viña del Mar y Quilpué en la costa del Pacífico de Chile el viernes 1 y sábado 2 de febrero, las llamas rodearon a los residentes en la calle, destruyeron casas y sobrepasaron la red de servicios públicos. Se cortó la electricidad, se interrumpieron las comunicaciones y no llegó el agua necesaria para una línea de defensa crítica: los grifos.

Varios bomberos y residentes de Quilpué y Viña del Mar dijeron a los reporteros de The New York Times que la escasez de agua obstaculizó los esfuerzos para salvar casas y detener el avance del fuego, lo que los obligó a evacuar ambas ciudades.

Jaime Mejías, residente de Quilpué dijo que “los bomberos estaban cerca nuestro y no veíamos acción. Se les acaba el agua y dicen ´nos tenemos que ir´. Pero aquí hay un grifo, les digo – que estaba al lado de mi casa -, el cual hasta el día de hoy no tiene agua”.

Por su parte, el 3er comandante del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar, Héctor Cáceres, confiesa que “llegó un minuto en que ya sabíamos que no teníamos agua en los carros. Se cortó inexplicablemente el agua en muchos sectores. No había agua en los grifos… Nos dedicamos única y exclusivamente a evacuar a la gente”.

ESVAL NIEGA FALTA DE SUMINISTRO

En palabras del CEO de ESVAL, José Luis Murillo, Esval cumplió rotundamente con las exigencias, por lo que niega la falta de suministro.

“Creo que nuestra responsabilidad es ninguna, pues estamos seguros de que los grifos estaban operativos. Entiendo la frustración de la gente, entiendo que esperaran algo diferente, pero estamos completamente seguros de que lo que hicimos es diez veces más de lo que nos pide la regulación”, aseguró.

EVIDENCIA EN CONTRA

Múltiples denuncias de vecinos por la falta de agua en el mega incendio parece no dar crédito de las declaraciones de ESVAL.  Así lo expresa Verónica Parra, residente de Viña del Mar. “La gente murió por no tener vías de evacuación, y también murieron por no tener agua potable”.

Mientras que Daniel Garín,  bombero de hace varios años, documentó la falta de agua en los grifos: “Es una realidad que en Chile existan grifos con poca presión o no tengan agua sencillamente. Acá ha habido 6 grifos que no tenían la presión suficiente, y un par por lo menos o varios que sencillamente no tenían agua, estaban secos”.

“EN CHILE EL AGUA ES UN NEGOCIO”

Por último, el Gobernador de la Región de Valparaíso, Rodrigo Mundaca, expresa su malestar respecto al incendio más grave que ha afectado al planeta en los últimos quince años, con la mayor cantidad de pérdida de vida.

“En Chile el agua es un negocio, mala y débilmente regulada por la Superintendencia de Servicios Sanitarias. Hoy día ha habido muchas denuncias precisamente de que en los momentos en que se necesitaba agua para combatir los incendios, el agua no estaba a disposición”.

Visited 62 times, 1 visit(s) today

Nunca te pierdas una noticia importante. Suscríbete a nuestro Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *