Periódico de la Costa

¿Elefante Blanco?

A mediados de 2020 el Gobierno Regional paralizó la obra debido a graves falencias en diseño y por haber sido emplazado en zona de inundación.

El 5 de enero pasado se cobró la boleta de garantía del contratista, dejando inconclusa una obra construida al 65%.

Constructora Francisco Marchant prepara demanda millonaria en contra del municipio conconino por falsificación y uso malicioso de instrumento público.

Al transitar por avenida Concón-Reñaca resulta imposible no preguntarse por aquella inmensa infraestructura abandonada. En un paño de 6 mil metros cuadrados – frente al Banco Santander – yacen los restos de lo que habría sido el Centro Cultural más moderno y grande de la quinta región.

A fines de 2018 cuando colocando la primera piedra se materializaba simbólicamente el legado de Óscar Sumonte, el alcalde que gobernó Concón desde el año 1997 de forma casi ininterrumpida, a excepción del período 2008 – 2012.

Con más de 3 mil millones de pesos financiados en casi su totalidad por el Gobierno Regional, la empresa constructora Francisco Marchant Riquelme iniciaba la ejecución de una obra de 1450 metros construidos, que albergaría entre otros espacios, una sala escénica con capacidad para 300 personas, salas multiuso para talleres de danza, de música y pintura, con estacionamientos, bodegas, oficinas y salones de esparcimiento.

INUNDACIÓN

Una obra que debía ser entregada con vítores y aplausos a mediados de 2020 (el plazo original contemplaba 480 días de ejecución) hoy es sindicada como una ola de errores que apuntan al cargo de Soledad Rubio, actual Secplac de Concón, la ingeniera ambiental que llegó cuestionada desde la municipalidad de Olmué por “recomendación” política.

¿Cuáles errores? Destaca principalmente resolver el riesgo de inundación, pues el paño ubicado en la intersección de Av. Concón-Reñaca con Los Olivos – donado como equipamiento municipal por RECONSA – fue ocupado durante años por dicha empresa como dren de absorción de las aguas lluvias provenientes de Bosques de Montemar.

Al no contar con ductos el terreno de 6 mil metros cuadrados fue rellenándose con el pasar del tiempo, sin embargo, bastó una lluvia de 30 milímetros para que la primera planta del Centro Cultural se inundara hasta la tercera corrida de butacas del teatro.

En carácter de urgente el contratista advirtió la necesidad de contar con un Plan Maestro de Aguas lluvias de parte de la DOH, petición que fue ignorada por el municipio hasta la intermediación del Gobierno Regional.

Respecto a los errores de cubicación, al momento de licitar Francisco Marchant no corroboró la cantidad de fierro y hormigón plasmados en el estudio “Perfil, Diseño de Arquitectura, Ingeniería Estructural y Especialidades del Centro Cultural Comuna de Concón”, adjudicado a Mauricio Sole Vaccarezza, Rut 7.810.080-k por 55 millones de pesos.

Aun reconociendo tal negligencia, y haciéndose cargo del elevado costo extra, Roberto Marchant, ingeniero a cargo de supervisar las obras, explicó que al iniciar la faena fueron apareciendo nuevos percances, entre ellos, la inexistencia de un proyecto de escenotecnia y una planta elevadora mal diseñada que permitiese evacuar los vertimientos del alcantarillado.

PARALIZACIÓN

Con antecedentes en mano y tras varias reuniones con el municipio y la empresa constructora, el Gobierno Regional “recomendó” a mediados de 2020 paralizar la obra con tal de subsanar los erros de origen.

Dicha decisión desató el caos al interior del municipio, a pesar del ruido y los malestares entre el alcalde y los directores de los departamentos de Obra y Secplac, se optó por callar y mantener desinformada a la opinión pública. Lentamente, Sumonte se resignaba a su derrota.

Por su parte, y ante la falta de colaboración, el contratista ofrecía un término anticipado del contrato, solicitud rechazada por el municipio.

PLAN SEPTIEMBRE 2021

Con la intención de cumplir, nuevamente la Constructora Francisco Marchant Riquelme tomó la iniciativa elaborando un plan de Término de Obra al 100% para septiembre de 2021.

Un informe detallado en costos y obras que básicamente requería de un costo extra de $1.500 millones por concepto de obra ejecutada, subsanaciones y obras por ejecutar.

Ignorando esta última oportunidad, y a falta del decreto alcaldicio que extendiera el plazo de entrega – que caducaba el 30 de diciembre de 2020 – el Gobierno Regional debió cobrar la boleta de garantía.

Así, Concón veía cómo miles de millones de pesos, provenientes de los impuestos de los propios ciudadanos, eran despilfarrados por una serie de errores de un municipio poco profesional.

UNA BURLA

En menos de un día, el director de Obras subrogante, Carlos Vicencio Zirpel, mediante oficio DOM N° 01/21 solicitó a Francisco Marchant la “restitución de la Garantía por Fiel Cumplimiento de Contrato con la finalidad que puedan ser devueltos los montos cobrados una vez que la nueva Garantía sea reemplazada en los plazo señalados para la Obra de Construcción Centro Cultural”.

Conscientes del verdadero desastre que habían propiciado al no extender los plazos de entrega vía decreto alcaldicio, la municipalidad solicitó al contratista la emisión de una nueva boleta de garantía con tal de devolverle los $135 millones cobrados por el GORE (borrón y cuenta nueva pensarían).

Dicho documento oficial se aleja bastante de las palabras declaradas por Sumonte al diario La Estrella el pasado 18 de marzo, donde señaló que la verdadera razón de que el proyecto se encuentre paralizado obedece al “incumplimiento del contratista que estaba ejecutando las obras, y al no renovar la boleta de garantía en el Gobierno Regional hemos tenido que poner término al contrato”.

QUERELLA MILLONARIA

Tras un acabado análisis y en representación de la constructora, la abogada Marcia Marchant manifestó a Periódico de la Costa que están “evaluando la posibilidad de presentar todas las acciones legales en contra de la Municipalidad de Concón por cuanto no solo se actuó con negligencia, sino también con dolo”.

Frente al complejo escenario que ha dilatado por un año la entrega final del Centro Cultural de Concón, ¿estaremos frente a un nuevo elefante blanco?

Cierto es que el Óscar Sumonte no podrá entregar dentro de su mandato el ansiado legado de un Centro Cultural para Concón, y que la inversión inicial de 3 mil millones de pesos podría llegar hasta los 6 mil millones para terminar su ejecución.

En plena pandemia, donde los recursos son más escasos que nunca y mientras cientos de familias que habitan el sector rural carecen de agua potable, en la Municipalidad despilfarran miles de millones de pesos por absoluta y total incompetencia, donde prima una forma de gobernar retrógrada.

Irónicamente más que construir un Centro Cultural con pinceladas de una arquitectura artística, este cúmulo de cubos de hormigón da la impresión de un verdadero Castillo Feudal