Periódico de la Costa

Sería su cuarto asesinato. El abogado del Mal

Detenido este fin de semana en su domicilio en Concón, Ricardo Latorre González, abogado de 55 años, permanece en prisión preventiva al ser acusado del asesinato en 2018 de su expareja Natalia Véliz, a quien habría envenenado para cobrar sus seguros de vida. 

Al atardecer del sábado primero de mayo, efectivos de la PDI irrumpieron con una orden en la comuna de Concón en el domicilio de Ricardo González Latorre, acusado de ser el único responsable del asesinato de su expareja, Natalia Véliz, a quien habría envenenado a mediados de 2018 con alcohol metílico para cobrar su seguro de vida.

El abogado de 55 años fue formalizado por Homicidio Calificado este fin de semana y, tras una resolución de la Corte de Apelaciones, se logró este lunes su prisión preventiva.

Según informa el Fiscal del Caso Hernán Silva, en julio de 2018 se inició un trabajo conjunto entre la PDI y la BIPE Metropolitana debido a la denuncia de un médico del hospital de Quilpué, pues aunque en un comienzo el diagnóstico de la mujer fue vinculado a una posible meningitis, “todos los síntomas y relatos de familiares apuntaban a la existencia de envenamiento por ingesta de alcohol metílico”.

Debido a que esta sustancia desparece rápidamente del organismo (de unas 12 a 24 horas) se debió trabajar con un equipo multidisciplinario para unir una serie de indicios que dieran con la figura del imputado – explica el fiscal.

¿ASESINO EN SERIE?

En 1997, en el segundo Juzgado del Crimen de Los Andes, el abogado fue imputado y condenado por un crimen similar donde se asesinó a la víctima para cobrar un seguro de vida. Ya para 2004 en Valparaíso, el licenciado sería investigado como posible autor del asesinato a mano armada de una víctima, aunque no se pudo comprobar su participación, “tenía la coartada de estar terminando de cumplir su condena en Los Andes”, añade Hernán Silva.

Posteriormente, se pudo establecer una denuncia en Villa Alemana (2012) respecto de una víctima que también un seguro de vida, en el que cercanos al círculo del imputado aparecían como beneficiaros del seguro de vida.

Por sus características, González revista especial peligro para la sociedad, insiste el fiscal, indicando cien días para una investigación donde el imputado arriesga pena de presidio mayor en su grado máximo, desde los 15 años a presidio perpetuo.